Mantenimiento del robot de cocina

En esta página encontrarás breves consejos sobre cómo realizar el mantenimiento del robot de cocina, ya sea ordinario con cada uso o extraordinario.

Los robots de cocina son aparatos electrónicos diseñados para ahorrar tiempo y energía en la cocina. Equipados con numerosas funciones para la preparación de muchas recetas, son fáciles de usar y representan el compromiso perfecto entre practicidad y versatilidad.

Como veremos en los siguientes párrafos, para que los mejores robots de cocina sigan funcionando , es importante realizar de forma rutinaria y extraordinaria algunas operaciones de mantenimiento , lavado y limpieza.

Mantenimiento ordinario en cada uso

Normalmente estas son las operaciones ordinarias de mantenimiento del robot de cocina:

  1. Desmontaje de componentes individuales;
  2. Retire cualquier residuo de comida;
  3. Limpieza del recipiente principal;
  4. Lave los accesorios con agua y jabón;
  5. Limpieza del cuerpo de la máquina con un paño húmedo;
  6. Deje que cada componente se seque;
  7. Guarde la batidora de pie.

Operaciones preliminares

Antes de realizar cualquier operación de mantenimiento, le recomendamos que consulte el manual de instrucciones de su robot de cocina y lea atentamente la parte dedicada al lavado de los accesorios, el cuerpo de la máquina y el aparato en general. De hecho, cada modelo está diseñado de manera diferente y, siguiendo las instrucciones del fabricante, no correrá el riesgo de dañar el cuerpo de la máquina.

Limpiar y lavar un robot de cocina de forma correcta es fundamental para garantizar el buen funcionamiento del aparato a lo largo del tiempo. Limpiando el procesador de alimentos después de cada uso, evitará cualquier contaminación que pueda ser causada por la eliminación incompleta de los residuos de alimentos.

Un robot de cocina generalmente consta de un cuerpo de máquina que define la estructura del aparato y varios tipos de accesorios que se montan y desmontan en el aparato según las necesidades de cada uno. La mayoría de los procesadores de alimentos están hechos de acero inoxidable, un material muy resistente a la corrosión y oxidación. Algunas partes están hechas de plástico duro, que es fácil de lavar y duradero.

Limpieza y lavado

Antes de lavar el robot de cocina, es importante desmontarlo en su totalidad para eliminar cualquier resto de comida y limpiarlo a fondo.

Te puede interesar  Revisión del purificador de aire Xiaomi Mi 3H

El cuerpo de la batidora de pie no se puede lavar directamente con agua corriente, ya que el agua podría dañar el motor. Luego use un paño húmedo y páselo dentro del robot. En caso de suciedad persistente o incrustaciones, agregue una gota de detergente líquido a la esponja.

Para no dañar el robot , evite el uso de esponjas metálicas abrasivas que pueden rayar la estructura y favorecer la proliferación de gérmenes y bacterias.

Limpieza de los accesorios

Una vez lavado el cuerpo de la máquina, se puede proceder a la limpieza de los accesorios.

Se trata de una operación rápida y sencilla: lavar cada accesorio pasándolo por agua corriente, cuidando de eliminar todos los restos de comida. Ayúdate de una esponja clásica para lavar platos, enjabona agregando una gota de detergente y enjuaga con abundante agua. También para los accesorios se deben evitar las esponjas abrasivas, ya que son demasiado agresivas para este tipo de lavado.

En caso de suciedad persistente, difícil de eliminar con un simple lavado de manos, puede ser necesario dejar los accesorios en remojo para suavizar las incrustaciones y luego eliminarlas más fácilmente. A continuación, sumerja los accesorios en agua caliente durante unos 10 minutos y añada unas gotas de detergente líquido.

Transcurrido el tiempo de remojo, completar el lavado con la esponja, retirar la suciedad y enjuagar.

Si usa el procesador de alimentos para preparar masa, como pan o pizza, puede suceder que algunas partes de la masa se adhieran al procesador de alimentos o a los accesorios. No te preocupes: utiliza una espátula (normalmente incluida en el kit de accesorios del robot) para retirar la masa y luego procede al lavado. Si no tienes una espátula a tu disposición, puedes ayudarte con las manos y una esponja suave.

Secado de cada componente

Una vez que cada pieza ha sido lavada, es necesario secarlas. Es importante no subestimar esta operación ya que cualquier residuo de agua y humedad puede dañar la estructura del robot y causar óxido, bacterias y moho.

Para secar el bol y los distintos accesorios, basta con utilizar un paño suave de algodón.

Una vez que el procesador de alimentos se haya secado por completo, se puede volver a armar y almacenar.

Te puede interesar  Revisión Proscenic A8

Como ya hemos adelantado, al lavar el procesador de alimentos después de cada uso, podrá preservar el funcionamiento de este aparato protegiéndolo de daños y contaminación.

Especialmente en el caso de electrodomésticos en contacto con alimentos, es importante prestar mucha atención a los procedimientos de mantenimiento. El riesgo de contaminación, intoxicación, alergias e intolerancias siempre está a la vuelta de la esquina, por lo que es necesario realizar estas operaciones con cuidado y atención. Los utensilios de cocina, al igual que las manos, pueden ser un vehículo de transmisión de microorganismos o alérgenos.

Mantenimiento extraordinario

Algunos modelos, además del mantenimiento ordinario, necesitan un mantenimiento extraordinario , a realizar después de un período de tiempo preestablecido o cuando sea necesario.

En particular, para algunos procesadores de alimentos, especialmente si se usan con mucha frecuencia, puede ser necesario engrasar algunas partes mecánicas.

Esta operación es fundamental tanto para preservar el funcionamiento de la máquina como para garantizar siempre un alto rendimiento.

Un mal funcionamiento debido a un bloqueo de los engranajes podría comprometer el éxito de las recetas, sobrecalentar el motor en exceso y representar un factor de riesgo para la avería definitiva del aparato.

En este sentido, para evitar el sobrecalentamiento del motor del robot, es importante revisar periódicamente cada parte del aparato y sustituir los accesorios dañados si es necesario. Para mantener un rendimiento constante, revise periódicamente el borde de las cuchillas que, con el tiempo, tiende a deteriorarse con bastante facilidad en comparación con otros accesorios menos utilizados.

Además, las cuchillas, al ser de acero, pueden oxidarse; para evitarlo, es posible aplicar productos específicos anticorrosivos y antical.

Para otras operaciones más específicas, consulte el manual del procesador de alimentos que tiene en su poder. De esta forma tendrá una visión general de las distintas operaciones de mantenimiento a realizar.

En el manual, en la sección dedicada al mantenimiento, encontrará algunos consejos sobre cómo reemplazar las piezas dañadas, dónde comprar repuestos y cómo reemplazarlos.

Para la reposición de accesorios, confíe exclusivamente en revendedores oficiales, seguros y garantizados. Una pieza que no sea compatible con su robot podría dañar el motor interno y comprometer su correcto funcionamiento.

Te puede interesar  Los mejores robots aspiradores de 2023: Guía de compra

Cualquier repuesto se puede comprar en tiendas especializadas o en el sitio web oficial del fabricante del robot.

¿Puedes usar el lavavajillas?

Por lo general, las piezas extraíbles se pueden lavar de forma segura en el lavavajillas. Sin embargo, en lugar de este tipo de lavado, siempre es mejor preferir el manual con el que es posible lavar cada accesorio más a fondo.

Aunque utilices el lavavajillas, una vez finalizado el ciclo de lavado, es importante secar bien los accesorios para no acumular humedad, hongos y bacterias. Frote cada elemento con un paño de algodón hasta que esté completamente seco. Alternativamente, para secar los accesorios del robot, puedes utilizar una hoja de papel de cocina absorbente.

Para la limpieza del cuerpo de la máquina, por otro lado, todavía es necesario seguir el método ilustrado anteriormente, teniendo cuidado de mantener la estructura mecánica alejada del agua y la humedad.

En caso de olores muy persistentes, tanto para el lavado a mano como en el lavavajillas, se pueden añadir unas gotas de limón al jabón. No te excedas porque a la larga el limón podría corroer los materiales. Incluso el vinagre de vino blanco resulta ser un excelente remedio casero contra los malos olores.

También se puede utilizar limón, vinagre y detergente para limpiar y lavar el cuerpo de la máquina.

Conclusiones y consideraciones finales

Los procesadores de alimentos son, sin duda, dispositivos innovadores que pueden facilitar la preparación de algunas recetas. Son muy intuitivos de usar y representan una excelente inversión para todas aquellas personas que no disponen de mucho tiempo para dedicar a cocinar, o para aquellas que no quieren renunciar a la posibilidad de preparar ricas y sabrosas recetas.

Existen diferentes modelos que difieren en funcionalidad, características y dimensiones. Además, los modelos más recientes están diseñados para garantizar un alto rendimiento y un considerable ahorro energético. Si posee un procesador de alimentos o si desea comprar uno nuevo, es importante tener en cuenta que estos electrodomésticos requieren algunas precauciones útiles para que sigan funcionando.

Con un mantenimiento adecuado y aplicando nuestros consejos, podrá aumentar la vida útil de su procesador de alimentos, protegiéndolo de daños y mal funcionamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *